Formulario de Inscripción

Form by ChronoForms - ChronoEngine.com

Sesión de Sonoterapia con cuencos tibetanos y gongs

Sábado 16 de marzo de 11:00 a 12:00

Precio 15€ 

Los cuencos tibetanos son recipientes de metal cuya función es la de emular los sonidos de la naturaleza. Los cuencos son encontrados regularmente en los Himalayas y en varios países vecinos como China, Tailandia y Japón. Los cuencos cantores llegan a pesar desde unos 150 gramos hasta varios kilos, de igual manera su tamaño varia desde los 5 cm hasta los 35 cm, sin embargo no es de extrañar encontrar ejemplares muy raros que tengan un mayor peso y tamaño.

Cuencos tibetanos y su origen

Generalmente son fabricados con 7 metales, pero la cantidad de metales utilizados puede variar dependiendo de el are y religión de origen, se sabe que en las zonas donde el budismo prevalece llegan a contener hasta doce metales que son los  más importante en el budismo.

Algunos de estos metales corresponden energéticamente a los chakras y meridianos energéticos del cuerpo, así como frecuencia de onda, calor densidad, etc.

Se dice que estos metales tienen relación con siete planetas, siete notas musicales y siete chakras principales. Cada cuenco corresponde a una nota musical, pero proyecta además cinco sonidos básicos y una serie de armónicos a veces inaudibles que actúan poderosamente limpiando, activando y armonizando nuestros sistemas internos y despertando estados de supraconsciencia, recuerdos de otras vidas y experiencias místicas de diversa índole

Son  muy utilizados en  la meditación, porque provocan sonidos únicos y ricos en armonía que son capaces de llevar al cuerpo a un estado de absoluto bienestar y paz. También es  conocido por la rama de la Musicoterapia su efecto curativos muy potentes y que a pesar de no estar probado científicamente se utiliza de manera muy frecuente en países como Alemania.

Cuencos tibetanos

La terapia del sonido a través de los cuencos se basa en el principio de resonancia, por el cual una vibración más intensa y armónica contagia a otra más débil, disonante o no saludable. La vibración tiene la capacidad de llegar más allá, a través de las ondas vibratorias, y provocar una vibración similar en otro cuerpo. El sonido actúa en nuestras ondas cerebrales, ayudándonos a entrar en otros niveles de conciencia, donde son posibles los estados místicos, haciéndonos más receptivos a la auto-sanación física, mental y emocional. 

A mucha gente se le conmueve el espíritu cuando escucha el sonido viviente de los cuencos cantores. A veces el sonido inspira el sentimiento de un gran espacio o de una paz profunda. Estas y otras experiencias así como el sentimiento de bienestar físico después de un "baño" de cuenco cantor es muy común y no se debe únicamente a la relajación o a la autosugestión sino a la vibración recibida de los cuencos.  

1 hora de duración

 

 

 

Dirección

 

Avenida Viñuelas, 42, posterior (zona peatonal)

Tres Cantos - 28760 - Madrid

TF: 630 885 443 (nos puedes contactar por WHATSAPP)

wutan@taichitrescantos.es